¿Son los Reguladores Visionarios? El Precio de Mercado del Cobre Versus el Precio Regulado del Acceso Desagregado Obligatorio a los Bucles Locales en las Redes de Telecomunicaciones

Resumen

Por todo el mundo, los reguladores desde 1996 han obligado a las operadoras incumbentes de servicio local (ILECs, por sus siglas en inglés) ofrecer a los rivales acceso a sus redes a precios regulados que reflejen el costo a futuro (“forward-looking cost”). Precios regulados para elementos desagregados de la red están basados en el costo incremental a largo plazo del elemento total (TELRIC, por sus siglas en inglés), que, a su vez, se calcula utilizando los modelos de ingeniería que estiman los costos de una operadora hipotética empleando la tecnología de telecomunicaciones más eficiente disponible en la actualidad y la configuración de red de costo más bajo, dada la ubicación actual de los centros de alambre de la ILEC. Estos modelos de costos requieren estimativas detalladas de los precios de equipos y instalaciones de los numerosos componentes que se utilizan en una red de telecomunicaciones. Cuando hay incertidumbre acerca de cómo estos precios cambiarán durante el período para el cual se requieren los costos y precios, las estimativas de los costos resultantes utilizadas para fijar los precios regulados de los elementos de la red desagregada pueden ser muy inexactas.

Del mismo modo, cuando los reguladores de otras jurisdicciones consideran dichas tarifas como puntos de referencia, es necesario hacer ajustes, teniendo en cuenta tales grandes diferencias en los precios de los insumos críticos, para que las tarifas de referencia sean representativas de los costos que en realidad serán incurridos por las operadoras eficientes que ofrecen elementos desagregados en esas jurisdicciones. El aumento vertiginoso del precio del cobre desde el año 2003 es un ejemplo de la necesidad de reevaluar los insumos utilizados por los reguladores en su modelo de costo, así como las inferencias extraídas de esos modelos. Estos incrementos difieren de la situación del tipo de crecimiento (o disminución) constante anual esperado del precio del insumo que algunos modelos de costo utilizados fuera de los Estados Unidos han acomodado con los métodos de anualidad inclinados. En lugar de un aumento gradual del precio previsto, los precios del cobre aumentaron rápidamente y es probable que permanezcan muy por encima de los niveles que los reguladores utilizan para fijar las tarifas de los bucles vigentes.

Tomar en cuenta dichas pruebas cambiaría los costos a futuro de una red ILEC hipotéticamente eficiente, que una de las más prominentes comisiones reguladoras estatales de los Estados Unidos – la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés) – estableció en 2006. Mientras tanto, en 2007, la Comisión de Comercio de Nueva Zelanda empleó, de manera similar, una metodología de referencia para la fijación de precios de los bucles desagregados que no toma en cuenta el mayor precio del cobre. Una tendencia mundial de ignorar los requisitos de los insumos de sus propios modelos de costos a futuro puede estar surgiendo entre los reguladores de telecomunicaciones. Esta tendencia sería compatible con una versión de oportunismo regulatorio en el cual los reguladores son visionarios sólo cuando, al hacerlo, producen precios regulados más bajos en el tiempo.

Bajar como PDF