Infraestructuras esenciales

Resumen

Desde el caso United States v. Terminal Railroad Association, la doctrina de infraestructuras esenciales ha sido aplicada a una gran variedad de contextos comerciales – desde los estadios de fútbol a la Bolsa de Valores de Nueva York. Sin embargo, los tribunales también han rechazado extender la doctrina a una gran variedad de situaciones. A pesar de la crítica académica, los tribunales nunca proporcionaran una razón congruente para las limitaciones de la doctrina. La doctrina de las infraestructuras esenciales puede ser vista como el equivalente al concepto económico de un monopolio natural, lo que implica que la sabiduría de la regulación judicial en este área requiere una evaluación de la complejidad administrativa involucrada. Tres conclusiones siguen: primero, la diversificación de las restricciones sobre los titulares de las infraestructuras esenciales son ineficaces. Segundo, la doctrina no debe ser aplicada a la propiedad intelectual. Tercero, la doctrina probablemente será más útil cuando la infraestructura del monopolio sea compartida entre varios competidores, tenga exceso de capacidad y donde los solicitantes busquen acceso en los mismos términos de los incumbentes. Finalmente, un examen del litigio gubernamental contra Microsoft revela que una medida cautelar que concede acceso obligatorio a la plataforma de Windows podría encontrar dos tipos de problemas constitucionales. Primero, el tribunal se vería obligado a hacer frente al problema complejo de precios para evitar una violación de la Cláusula de Expropiaciones de la Quinta Enmienda. Segundo, en la medida que la plataforma de Windows puede ser considerada como un foro para la comunicación, el acceso obligatorio puede conducir al discurso obligatorio, lo que podría violar la Primera Enmienda.

Bajar como PDF