El Futuro del Monopolio Postal: Perspectivas Americanas y Europeas Después de la Comisión Presidencial y Flamingo Industries

Resumen

En diciembre de 2002, el Presidente Bush fundó la Comisión Presidencial para el Servicio Postal de los Estados Unidos con el fin de proponer como la provisión gubernamental sobre servicios postales puede ser reformada o transformada. En julio de 2003, la Comisión informó que el Servicio Postal no debía ser privatizado, pero más bien debería continuar siendo una entidad pública que sería cada vez más operada como una empresa comercial. Sin embargo, en 2004, la Corte Suprema aparto más aún al Servicio Postal de ser una empresa verdaderamente comercial cuando decidió, en el caso de Flamingo Industries, que la agencia es inmune a la ley antimonopolio. En este artículo, argumentamos que el Servicio Postal ya opera como una empresa gubernamental comercializada y que perseguir esa ruta más allá aumentaría, en lugar de disminuir, los problemas enfrentados por el sector postal de los E.U.

Aunque estemos a favor de la privatización, tal vez esa opción no sea factible políticamente. Consiguientemente, examinamos como la reforma postal puede evolucionar incrementalmente en forma de una agencia gubernamental mejorada. Esa estrategia conllevaría dos principios generales para reforma postal. El primero es definir la meta del Servicio Postal en términos de remediar las condiciones de fallas de mercado. Ese objetivo incluye servicio universal, servicio de calidad y precios razonables. El segundo principio general es evitar distorsiones competitivas mediante la fijación de los precios y la oferta de productos del Servicio Postal. Este principio conlleva evitar producción gubernamental en mercados que son, o que pueden ser, satisfactoriamente servidos por firmas privadas, además de evitar discriminación entre remitentes y entre competidores en mercados secundarios. Después, presentamos recomendaciones específicas que promoverían estos dos objetivos generales si el Servicio Postal permaneciera como una agencia del gobierno federal. Esas recomendaciones incluyen costos, servicio universal, diseño de precios y clasificación de correo, el monopolio postal y entrada y salida del mercado — además de la modificación legislativa de Flamingo Industries.

Bajar como PDF