El efecto disuasorio de las medidas antimonopolio

Resumen

Justo después de la aprobación del Sherman Act, la Corte Suprema determinó que la fijación horizontal de precios mínimos es tan inherentemente perjudicial al bienestar del consumidor que debe ser considerada ilegal per se. Desde entonces, la colusión horizontal se ha convertido en un foco importante de las normativas federales antimonopolio. A través de la aplicación de sanciones civiles y criminales, el Departamento de Justicia ha procurado no sólo remediar casos específicos de fijación de precios, sino también disuadir en general la potencial fijación de precios.

Este artículo es la primera tentativa sistemática de estimar el efecto de medidas antimonopolio en la fijación horizontal de precios mínimos. Desarrollamos un modelo teórico sencillo sobre la decisión de fijación de precios colusorio y, entonces, a partir de datos de la industria de pan, evaluamos empíricamente el efecto disuasorio de las medidas antimonopolio públicas y privadas sobre la decisión de conspirar. Mostramos que el precio óptimo de un cartel probablemente no es ni el precio competitivo ni el precio que el cartel vería en la ausencia de medidas antimonopolio, sino un precio intermedio, que depende de los niveles de los esfuerzos de aplicación de medidas y sanciones antimonopolio. Nuestros resultados empíricos revelan que el aumento de las medidas antimonopolio, cuando hay una amenaza creíble de cuantiosas indemnizaciones, tiene el efecto disuasorio de reducir los sobreprecios en la industria de pan.

Bajar como PDF