¿Cuándo una Tarifa Opcional No Conduce a una Mejora de Pareto?

Los Efectos Ambiguos de la Auto-Selección de Precios No Lineales Cuando la Demanda es Interdependiente o las Empresas no Maximizan sus GananciasResumen



Tarifas opcionales o auto-selectivas permiten a los clientes elegir entre una tarifa establecida y un programa alternativo de gastos. La posibilidad de colocar al vendedor y por lo menos a un consumidor en una situación mejor, sin perjudicar a cualquier otro consumidor, hace de las tarifas opcionales un atractivo a los economistas y los reguladores. En términos económicos, la introducción de las tarifas opcionales posibilita una mejora de Pareto en la asignación de recursos. Lamentablemente, el supuesto atractivo de dichas tarifas depende fundamentalmente de presunciones que pueden ser incumplidas en el caso de una empresa estatal – en particular, el comportamiento de búsqueda de beneficios por parte del vendedor monopolista y la independencia de las funciones de demanda del consumidor.

En este artículo, analizamos las implicaciones económicas y las posibles consecuencias, en general, de la introducción de tarifas y términos de servicio negociados, que están disponibles para un único usuario, en un régimen regulatorio preexistente de tarifa uniforme y condiciones uniformes de servicio. Identificamos las condiciones bajo las cuales es económicamente deseable introducir las tarifas “declining-block” u otras estructuras de tarifa que discriminan entre los usuarios de los servicios afectados, con o sin ninguna base en las diferencias de costos identificables. Nos dirigimos a las implicaciones económicas específicas y las posibles consecuencias de la introducción de la tarifa y los términos de servicio negociados, que están disponibles para un único usuario, en una situación donde se proporciona el servicio afectado bajo un monopolio establecido por ley federal, teniendo en cuenta que dichos términos negociados pueden incluir términos de fijación de precios preferenciales; que el acceso a los términos negociados puede limitarse a un pequeño número de usuarios por razones administrativas o otras razones; y que la competencia puede existir entre los usuarios del servicio o de los servicios afectados.

Finalmente, identificamos y describimos las medidas regulatorias que podrían adoptarse para tratar las posibles preocupaciones sobre el impacto de dicha tarifa y términos de servicios negociados sobre la justicia relativa a la regulación y la competencia. Concluimos que no es posible derivar proposiciones generales sobre la eficiencia de las ofertas de la tarifa opcional. En cambio, debe evaluarse empíricamente los efectos sobre el bienestar de estos planes de precios de acuerdo con una base individual. Nuestro análisis tiene un significado práctico para la política de precios en industrias de red, particularmente aquellas industrias atendidas por las empresas estatales que gozan del monopolio legal.

Bajar como PDF